Por @Alvy — 24 de Enero de 2015

Golpes-Telefono

Golpear su teléfono no mejorará el servicio. Cuando el reloj de un hombre no marca la hora correctamente, consulta a un experto: un relojero. Sin embargo, cuando su teléfono no funciona como cree que debería hacerlo, algunos golpean el instrumento, olvidando que es tan frágil y complejo como un delicado reloj.

Somos conscientes de que es un trastorno que el teléfono no funcione, del mismo modo que cuando fallan un reloj, un automóvil o una máquina de coser. Por eso contamos con una plantilla de expertos cuyo trabajo es mantener todo teléfono en perfectas condiciones.

Cuando surjan los problemas no golpee su teléfono. Llame a nuestro servicio técnico.

Compañía Telefónica y Telegráfica del Pacífico

Eran tiempos rudos los del comienzo de la telefonía; tanto que este anuncio en prensa recomendaba algunas cuestiones tan aparentemente triviales como no soltarle una somanta de golpes a los terminales de las casas si acaso las líneas no funcionaban «como usted pensaba que deberían». El anuncio es del Chronicle, de 1914.

Aunque esta costumbre esté ya pasada de moda un siglo después nadie puede evitar sonreir cuando tras el toquecito de rigor los electrodomésticos, antenas o indicadores analógicos vuelven a funcionar como por arte de magia tras usar esta «solución universal» de los tiempos de nuestros bisabuelos.

(Vía Peter Hartlaub + Isma.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear