Por Nacho Palou — 30 de Septiembre de 2013

Aquí va un truco rápido para impedir que entren llamadas comerciales no deseadas, al menos no más que una primera vez y evitando que se repita la misma con todo lo cansino que resulta, por si a alguien le sirve.

En dos pasos,

  1. Añadir en un contacto (llámalo como quieras, Spam o Marditos Cansinos) todos los números que vayas comprobando¹ que son de spam teléfonico. Tanto de llamadas de voz como de mensajes SMS.
  2. Bloquear ese contacto para que el teléfono ignore las llamadas y mensajes procedentes de todos los números asociados a ese contacto, y los que se vayan añadiendo en adelante.

En Android algunos fabricantes incorporan de fábrica la opción para bloquear contactos desde las opciones de un contacto. En caso contrario se puede configurar un tono en silencio y asociarlo al contacto o desviar la llamada directamente al buzón de voz (desde Editar contacto) o utilizar aplicaciones como Calls Blacklist y similares para bloquear las llamadas y mensajes que entran desde esos números.

En iPhone iOS 7 añade la opción «Bloquear este contacto» para que todas sus llamadas y mensajes sean simplemente ignoradas. En versiones anteriores de iOS el truco era simplemente asignar un tono en silencio y quitar la vibración para ese contacto (en las opciones del contacto).


1. Mi consejo particular es no añadir a la lista un número hasta haber comprobado directamente que corresponde a una llamada comercial —basta cogerlo, verificar y pedir que te llamen a otra hora para a continuación asignar el número en el contacto bloqueado. Decir que no te interesa y pedir que no te llamen más no suele funcionar, en mi experiencia.
Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear