Por Nacho Palou — 18 de Enero de 2018

La realidad aumentada consiste en enriquecer el entorno real con información digital u objetos virtuales. De modo que al mirar el entorno a través de unas gafas de realidad aumentada (o a través de la pantalla del móvil, por ejemplo) lo que se ve una combinación de realidad y “ficción”.

La pantalla DeepFrame permite hacer lo mismo —permite ver elementos físicos y digitales juntos y en tiempo real— simplemente mirando a través de una pantalla transparente. Esto permite que varios espectadores vean la misma imagen simultáneamente en exhibiciones, instalaciones comerciales o centros educativos, por ejemplo.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear