Por @Alvy — 10 de Octubre de 2016

Este pequeño robot es una creación del departamento de investigación de Disney; se trata de un modelo comparativamente mucho más pequeño que otros similares que no necesita cables y que se mantiene en equilibrio de forma autónoma dando simpáticos saltos.

El secreto es un mecanismo llamado LEAP (linear elastic actuator in parallel), una especie de muelle que junto con una bobina forma un electroimán. La parte de arriba donde se aloja la electrónica y las baterías se conecta mediante un cardán que se mantiene en equilibrio con dos servomotores, algo más convencional.

Lo complicado de este tipo de inventos es hacerlos pequeños y estables – por no hablar de que resulten encantadores, cosa que este también – debe ser por «la magia de Disney». De momento es capaz de mantenerse en su sitio durante unos 7 segundos (19 saltos) de forma ininterrumpida.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear