Por Nacho Palou — 27 de Octubre de 2014

Estas manos robóticas desarrolladas por la compañía GrabIt utilizan la atracción electrostática para coger objetos en lineas de montaje y transporte con suavidad, recurriendo a mecanismos relativamente simples de construir, accionar y mantener —más que las articulaciones mecánicas e incluso que los sistemas similares que utilizan la fuerza de succión por vacío. Para funcionar se hace pasar un corriente eléctrica lo suficientemente fuerte como para generar una fuerza de atracción entre los dedos y el objeto a coger, que en principio se supone que no deben de ser objetos sensibles a los campos magnéticos.

Vía The Verge.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear