Por @Wicho — 13 de Junio de 2014

Que el sistema de patentes, especialmente en los Estados Unidos, funciona «de aquella manera» no es ningún secreto, pero lo que ha hecho Tesla Motors con las suyas es para nota.

Según se puede leer en All Our Patent Are Belong To You todas las patentes de la empresa, dedicada a fabricar coches eléctricos, han sido liberadas en aras de ayudar a otros fabricantes que se quieran meter en el ajo.

Estas siguen siendo propiedad de la empresa, pero en virtud de esta decisión cualquiera podrá usarlas sin temor a ser demandado.

Para Elon Musk, el fundador de la empresa, esa es la forma de conseguir que los vehículos eléctricos ganen terreno a los de motor de explosión.

El liderazgo en tecnología no lo definen las patentes, que la historia ha demostrado que apenas son una pequeña protección ante un competidor decidido, sino la capacidad de una empresa para atraer y motivar a los ingenieros con más talento del mundo. Creemos que aplicar la filosofía del código abierto a nuestras patentes reforzará más que perjudicará la posición de Tesla al respecto.

Con un par.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear