Por Nacho Palou — 12 de Mayo de 2016

Esta es la primera demostración a escala real de Hyperloop. Está hecha al aire libre, aunque la esencia de Hyperloop es un circuito de baja presión (no llega al vacío) para reducir la resistencia aerodinámica y superar de este modo los 1100 km/h.

En esta primera prueba y durante apenas unos segundos la especie de vagoneta de montaña rusa que es por ahora el ingenio alcanzó los 500 km/h; aceleró de 0 a 160 en un segundo — de 0 a 100 km/h en menos de un segundo.

El vehículo de Hyperloop no usa un motor convencional de ningún tipo, sino que se impulsa mediante un sistema propulsión electromagnética para evitar las partes móviles y el rozamiento; un un motor lineal, parecido a los trenes de levitación magnética.

Como Hyperloop One todavía no ha desarrollado los frenos para el vehículo, para detenerlo hubo que cubrir con arena el tramo final del raíl.

Se trata de un avance muy meritorio, pero lo cierto es que como demo impresiona más bien poco.

Vía Gizmodo y Mashable.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear