Por Nacho Palou — 1 de Diciembre de 2011

Esto haría las delicias de los forenses de las serie CSI –si es que no lo utilizan ya, que no lo sé–: el escáner 3D de mano de Mantis Vision, una suerte de videocámara que convierte en 3D las escenas grabadas como vídeo convencional.

Para la conversión desde el vídeo hay que mover la cámara en distintas direcciones y ángulos. Después el software es capaz de interpretar la grabación y extraer hasta 50.000 puntos de datos por cada fotograma para a continuación recrear la escena o el objeto grabado como un objeto o entorno 3D digital.

Vía Core77.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear