Por Nacho Palou — 21 de Febrero de 2014

Estos neumáticos de Nokian Tyres se pueden utilizar en circunstancias normales, como asfalto seco o lluvia o nieve moderada. Pero si las cosas se ponen feas y aparece el hielo en la carretera basta con pulsar un botón en el coche para que en los neumáticos aparezcan unos pequeños clavos que aumentan la adherencia. Otra pulsación del mismo botón y los clavos se recogen de nuevo dentro de la banda de rodadura.

Al parecer por ahora se trata de una idea desarrollada, sin planes de comercialización.

Vía BGR.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear