Por Nacho Palou — 7 de Enero de 2015

3D-Dita-Von-Tesse-A
Dita von Tesse y su vestido impreso en 3D

En LA Times, CES 2015: Electronics show to include cheaper 3-D printers, ultra-HD TVs,

La Asociación de Electrónica de Consumo calcula que en 2014 se vendieron unas 67.000 impresoras 3D domésticas o de escritorio, alcanzando los 65 millones euros, que supone un aumento del 43% con respecto a 2013.

«Las impresoras 3D son cada vez más compactas, adaptándose a los consumidores y capaces de imprimir una gran variedad de bienes de consumo, desde juguetes a electrónica, ropa, zapatos y hasta comida», según Karen Chupka, vicepresidente del CES.

Chupka afirma que las impresoras 3D serán «un disruptor importante en la economía global».

Algunas de las cosas que se pueden imprimir en una impresora 3D.

Anotaciones relacionadas:

Y también,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear