Logo Lainformacion.com
< Negocios
Rescatando el MSC Napoli >

Torturando aviones (por tu bien)

El que el avión sea el medio de transporte más seguro no es una casualidad, y si hace algún tiempo Abel nos hablaba del caso de los monkeys y de cómo las piezas se diseñan para que aguanten el peso de un operario si este se cae y se agarra a lo primero a lo que le echa la mano, hoy encontré en MetaFilter un par de vídeos de algunas de las pruebas -auténticas perrerías más bien- que que se les hacen a los aviones durante su proceso de diseño y certificación, y buscando un poco más, aquí van unos cuantos de esos vídeos:

  • Boeing 777 Wing Ultimate Load Test, una prueba de carga en la que el ala de un Boeing 777 se somete a una fuerza un 154% superior de aquella para la que está diseñada antes de que se rompa [YouTube, 3min 35 seg]:

  • 777 Maximum Rejected Takeoff [YouTube, 4 min 16 seg]: se acelera un Boeing 777 hasta la velocidad máxima a la que se puede abortar un despegue y se «clavan» los frenos. El avión tiene que ser capaz de soportar la frenada y seguir rodando una vez que se haya detenido durante al menos cinco minutos sin incendiarse. Los pilotos de pruebas realmente los tienen forrados de plomo.
  • Ojo, estos dos vídeos pueden herir la sensibilidad de alguien: Rolls-Royce Trent 900 Bird Ingestion Test [YouTube, 32 seg] y Pratt & Whitney 4084 Engine Test [YouTube, 2min 28 seg], pruebas de ingestión de pájaros (muertos en este caso) para cuando a pesar de los esfuerzos de los halconeros de los aeropuertos un motor se traga uno o varios pájaros. Aún a pesar de eso, tiene que seguir funcionando.
  • ¿Y qué pasa cuando llueve a mares y la pista está además encharcada? Pues que el motor debe seguir funcionando aún cuando parezca que se convierte en una fuente: Rolls-Royce Engine Water Ingestion Test [YouTube, 24 seg].
  • Para acabar, otro espectacular vídeo en el que se comprueba si un motor Rolls Royce Trent 900 (de los que el Airbus 380 monta cuatro o el Boeing 777 dos si el comprador elige este modelo de motor) es capaz de soportar la pérdida de uno de sus álabes y desintegrarse «con estilo», esto es, sin que salgan piezas disparadas por los lados que puedan atravesar el fuselaje y, de paso, a algún pasajero… y además tiene que ser capaz de apagarse controladamente, A380 Blade Off Test [YouTube, 5 min 35 seg]: