Por Nacho Palou — 12 de Septiembre de 2011

LiquidKeyboard es una propuesta para mejorar la experiencia de usuario de los teclados táctiles en pantalla en dispositivos como tableta. Aunque la mayoría de los tablets son capaces de detectar diez pulsaciones simultáneas en pantalla -diez dedos- esta capacidad se convierte en inconveniente al teclear ya que no se pueden colocar los dedos sobre las teclas –salvo que se quiera escribir lñqkvhvnjnslc, claro.

La idea sustituye el teclado táctil con una disposición fija de las teclas por uno que se adapta a la posición de ambas manos: basta tocar con la mano para que el teclado sitúe la letras J (mano derecha) y las de alrededor según la disposición del resto de dedos, no necesariamente en la misma disposición que en un teclado QWERTY convencional ya que depende de cómo se coloquen los dedos.

Lo mismo al colocar la mano derecha, pero en este caso se dibujan las teclas partiendo de la F allí donde caiga el índice de esa mano –la teclas F y J son las que tienen el relieve en los teclados convencionales.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear