Por Nacho Palou — 25 de Septiembre de 2013

Tim Zaman es un estudiante de la Universidad Tecnológica de Deflt, en los Países Bajos que ha desarrollado un método experimental para duplicar pinturas de artistas como Van Gogh o Rembrandt (caso del cuadro que aparece en las imágenes) con total exactitud.

Es decir, reproduciendo cada una de sus pinceladas, relieves, texturas y hasta defectos, grietas y raspones utilizando una impresora 3D --una aplicación que probablemente pasará antes o después a la lista usos controvertidos de éstas.

TUDelft-fine-art-printing-1.jpg

TUDelft-fine-art-printing-2.jpg

El cuadro se digitaliza con dos cámaras y un proyector para lograr una visión en estéreo. El uso de dos cámaras permite obtener un modelo tridimensional con un precisión de micras y que captura tanto los colores como la topología del cuadro.

A partir de ahí puede imprimirse con una impresora en 3D que hará una réplica de la imagen en color junto con todos los relieves de las pinceladas y cualquier otra característica tridimensional de la pintura.

Vía 3ders.org.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear