Por @Alvy — 24 de Abril de 2015

La gente Festo, creadores de algunos de los más peculiares robots inspirados en animales voladores y nadadores, ha dado a conocer este curioso brazo robótico llamado FlexShapeGripper que en este caso se inspira en la lengua del camaleón.

El material de silicona que hay en el extremo del brazo es flexible como para modificar su forma para adaptarse al aspecto de los objetos y poder asirlos de forma eficiente. La principal ventaja es que puede trabajar con todo tipo de cosas que haya en el «escenario de trabajo» sin que haya que cambiar de «mano».

FlexShapeGripper

Otra de las curiosidades es que gracias a este curioso mecanismo el brazo robótico es capaz de atrapar varios pequeños objetos simultáneamente (tuercas, tornillos…) para manipularlos o cambiarlos de lugar. No sabemos si su entendimiento de lo que hace es grande o pequeño, pero al menos conoce el principio básico de «el último en entrar es el primero en salir» cuando tiene que llevarlos de un lugar a otro.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear