Por @Alvy — 20 de Noviembre de 2012

Unas 250 páginas por minuto, concretamente. El invento combina varias tecnologías interesantes: el pasador de páginas automático de alta velocidad y precisión, el escaneo en 3-D con reconocimiento de la forma de la página y un algoritmo de alta velocidad para adaptar la imagen ondulada que se fotografía a un formato plano que pueda leer el OCR.

De momento es un prototipo de los Laboratorios Ishikawa Oku de la Universidad de Tokio, pero para el año que viene dicen que podría entrar en fase de producción. ¡Hacia un mundo sin papel!

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear