Por Nacho Palou — 10 de Marzo de 2011


El icono de los anillos entrelazados en el iPad (detrás) indica que está conectado a Internet a través de la conexión 3G del iPhone.

Muchos echábamos de menos en el iPhone poder compartir la conexión 3G del móvil a través de WiFi –hasta ahora sólo podía ser por USB–, algo que ya estaba disponible en Android 2.2, por ejemplo.

Es decir, que ahora el teléfono puede funcionar de la misma forma que el router del ADSL de casa, formando una red inalámbrica a la que se pueden conectar hasta cinco ordenadores y dispositivos y tener así acceso a Internet.

Eso mientras el teléfono permanece en el bolsillo, igual que funcionan los MiFi.

De este modo, sea con un iPhone o con cualquier otro teléfono que permita compartir Internet vía WiFi, tablets, reproductores multimedia, videconsolas y similares que no tengan conexión 3G pueden acceder desde cualquier lugar sin depender de que haya redes WiFi libre abiertas o disponible.

Esta opción no interesa sin embargo a la hora de proporcionar conexión a Internet a ordenadores debido a que en los teléfonos la conexión 3G suele tener una capacidad de tráfico mensual mucho menor que en las conexiones 3G para ordenadores, pero para una emergencia o para uso ocasional también vale.

Otras novedades en iOS 4.3

En el iPad lo mejor es la posibilidad de devolver al botón lateral la función de bloquear o no la rotación de pantalla. Usarlo para silenciar no tenía mucho sentido porque para eso de siempre ha bastado con mantener pulsado un segundo el botón de bajar volumen.

Además ahora cualquier dispositivos iOS (iPad, iPod y iPhone) puede acceder vía WiFi a la biblioteca de iTunes con la función "Compartir en casa", que antes estaba limitaba compartir la biblioteca con otros ordenadores o con el Apple TV.

A éste, al Apple TV se pueden ahora enviar ahora todo vídeos de distintas fuentes, por ejemplo de Vimeo o YouTube para su visualización en el televisor.

Y otra mejora que es común en los iPad, iPod y iPhone está en el rendimiento de Safari ejecutando JavaScript, que mejora los tiempos en más de el doble respecto a la anterior versión 4.2.1 por lo que se puede comprobar con el medidor de rendimiento de JavaScript SunSpider.

Esta mejora se traduce en un mejor funcionamiento de sitios web que hagan uso intensivo de JavaScript, como Facebook y casi cualquier servicio de Google.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear