Por @Alvy — 4 de Enero de 2009

Amazon-Kindle-Eco
Kindle, el libro electrónico de Amazon

Papel en Blanco publicó hace tiempo una interesante una reflexión sobre cuán ecológicos son realmente los libros digitales frente a los libros de papel, dado que según cómo se considere el beneficio e impacto sobre el medio ambiente puede ser bien diferente. Los argumentos al respecto se resumen en estos cinco:

  1. Los libros en papel cuanto más se usan más «verdes» son, mientras que los digitales consumen energía.
  2. Los libros en papel suelen ser más pesados, mientras que los digitales pesan siempre lo mismo.
  3. Los libros digitales no funcionan sin energía.
  4. Los libros digitales no tienen «valor de reventa».
  5. Libros digitales = basura digital, toda la electrónica que los acompaña.
Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear

17 comentarios

#1 — pulgosillo

Muy bien... pero ... y que me dices del principal problema que solucionan, ¿la necesidad de madera?


Pd: Entiendo el ecologismo, el real, no el absurdo.

#2 — Esther

#1 La madera no es la única materia prima del papel. Puede obtenerse de muchas otras fuentes, como de las hojas del platanero...

#3 — pulgosillo

Bien, volvemos a lo mismo, y porque no un libro electronico o quizas un par por casa y nos quitamos de encima el talar, talar, talar, etc...

#4 — Joaquin

El libro electrónico no tala, pero la energía necesaria para el funcionamiento viene de una central. Cuando toda la electricidad sea de origen renovable ganará en "verde".

Realmente resulta muy difícil saber cuál es el método más ecológico puesto que hay que añadir la distribución de la prensa al papel, la conexión para descarga al electrónico, la imprenta,...

A fecha de hoy me parece plausible que gane el electrónico, pero sólo si el usuario no cambia de lector cada año.

#5 — Carlos

Veo más ecológico los libros de papel ya que:

-Los libros son reciclables, papel es biodegradable. Cuando acaba su vida útil, el papel puede llegar a desaparecer gracias a hongos y bacterias.
-Puedes plantar más arboles si necesitas más papel.
-No necesitas energía para usarlo.

En cambio los lectores digitales:
-Necesitas energía para usarlos.
-Los materiales con los que están hechos, son finitos. No puedes plantar una mina de silicio o plástico.
-Necesitas mucha energía para transformar su componentes en algo reaprovechable una vez haya acabado su vida útil.

De momento no me convencen...

#6 — derkeNuke

Estoy de acuerdo con Carlos. Los libros electrónicos tienen un montón de despilfarro en plástico, componentes, etc que los de papel no tienen. Además el libro de papel es "as is", funciona solo, mientras que el "hardware" electrónico necesita "software" para funcionar -el libro o documento en sí- y energía (y a su vez ese "software" viene de otro "hardware"...).

El proceso de fabricación no creo que pueda compararse.Ya sé que es dificil de medir pero estoy casi seguro que también se talan árboles para crear un libro electrónico...

En cuestión de ecología, cuanto más simple mejor.

#7 — Esther

Yo creo que son complementarios. Veo más correcto el electrónico para sustituir libros de texto y fotocopias de apuntes, sobre todo porque es material que una vez estudiada la asignatura, pocas veces se usa más. Pero también creo que es más ecológico el de papel, sobre todo, por lo que respecta a la basura electrónica.

#8 — Dani Alonso

Algunos de los comentarios hacen referencia al gasto energético de la transferencia electrónica al lector digital, y lo encuadran como una desventaja.

Pero, ¿y el gasto energético de las imprentas trabajando a "todo trapo" para imprimir ediciones y ediciones del mismo libro tradicional? ¿y el gasto en combustibles fósiles de los camiones utilizados para distribuir esos libros tradicionales a las librerías? ¿y el gasto de las máquinas eléctrico y químico de los procesos industriales necesarios para reciclar el papel de los libros usados y generar nuevo papel reciclado?

Sin duda, el papel electrónico irá ganando en eficiciencia de consumo tanto de transferencia como de uso, durante los próximo años.

#9 — Dani Alonso

@derkeNurke:

"En cuestión de ecología, cuanto más simple mejor."

No puedo discordar más de esta frase.

¿Qué es más complejo un motor electrico-mecánico de un coche híbrido o el motor de un R12 de los años 70?

¿Qué es más complejo un Pentium IV o el Eniac de la segunda guerra mundial?

¿Qué es más complejo, una torre de prospección petrolífera hecha de madera y poleas o las tecnología utilizada en las placas solares?

Creo que tenemos que empezar a plantearnos el falso dilema ecología-tecnología según el ROI (Return Of Investment) a largo plazo, no desde un punto de vista económico sino incluso ecológico:

A corto plazo los beneficios de la tecnología pueden resultar negativos comparados con métodos tradicionales, pero a largo plazo y cuanto más se investigue y se invierta mejor será el retorno ecológico.

Por ejemplo, la inversión en energías renovables requiere inversión en tecnologías muy complejas que con tu criterio de "En cuestión de ecología, cuanto más simple mejor" habría que abandonar.

#10 — derkeNuke

@Dani Alonso:

"¿Qué es más complejo un motor electrico-mecánico de un coche híbrido o el motor de un R12 de los años 70?"

Es más complejo el motor electrico-mecánico de un coche híbrido que el motor del R12. Contamina más puntualmente hablando el motor del R12. Pero contamina más el proceso que ha ocurrido hasta llegar a poder fabricar el otro motor.

Con lo de simplicidad me refería a apostar por las soluciones simples a los problemas. Siempre salen mejor las soluciones de baja tecnología, como una bici, que un motor electrico-mecánico de un coche híbrido. Creo que ahí no hay discusión. Estoy de acuerdo en que si no se acepta a un retorno a la bici, habría que mejorar el motor del R12 porque a largo plazo es funesto.

Otra cosa es que me digas que no puedes transportar 100 litros de leche en una bici para transportarla, pero ese creo que es otro problema diferente a saber qué es lo que contamina más, que es el tema de la entrada.

Un saludo.

#11 — Alvy

Creo que lo que derkeNuke quería decir respecto a la simplicidad con lo de «cuanto más simple mejor» era algo como la conocida máxima de que «la energía más limpia es la que no se utiliza»; en ese sentido es mejor una bici que un coche o un libro de papel que uno electrónico.

#12 — Inés

Yo creo que hay un planteamiento a largo plazo que me hace inclinarme por los libros en papel. Los que llevamos tiempo enfrente un ordenador, y también es extensible a otros ámbitos, hemos podido comprobar como los soportes electrónicos son de usar y tirar y tienen fecha de caducidad cercana.

¿Cuanta gente tiene trabajos guardados en floppies o disquetes que no puede recuperar porque no encuentra una disquetera? ¿Cuantas webs maravillosas con cantidad de información interesante han desaparecido sin dejar rastro? ¿Cuantas fotos digitales se perderán en el limbo informático cuando los soportes o formatos en los que están guardados hayan desaparecido?

Gracias al papel hoy se tiene acceso a información de hace siglos y, esperemos, dentro de varios siglos se podrán leer los libros que actualmente se editan en papel. En principio a los que vivimos ahora nos podría dar igual pero para mi al menos es importante saber que al menos quedará ese legado.
Probablemente algunos de los libros electrónicos puedan «salvar el escollo» y trascender pero una gran cantidad se van a quedar por el camino.

#13 — Johansolo

Con respecto a lo "mucho" que duran los libros no os hagáis ilusiones.

Tengo algunas ediciones de libros (sobre todo los de bolsillo, pero también algunos de edición "buena") conservados en un entorno estable de temperatura y sin humedades de hace unos 15-20 años (algunos incluso menos de 10 años) y no están en buena forma.

Es cierto que hay libros con muchos siglos de antiguedad que se pueden leer perfectamente, pero también es cierto que el papel que se usaba entonces no es como algunos de los papeles que se usan ahora de forma común en ediciones (sobre todo de bolsillo).

El problema de la compatibilidad futura ya está siendo estudiado y espero que se llegue pronto a algún tipo de forma de solucionarlo porque si no nos espera una "edad oscura" digital sin registros...

#14 — Ansanma

Como se puede ver en estos comentarios, decidir si hay una tecnología más ecológica que otra es difícil, yo diría que se necesitan bastantes estudios y todo acaba dependiendo del volumen que se compare.

Evidentemente sustituir en unas cuantas casas los libros de papel, revista o periódicos por uno electrónico no parece que compense, ya que la fabricación de esos equipos tienen mayor impacto que lo sustituido.

Si el libro electrónico penetrara suficientemente, por ejemplo, en varios millones de hogares y sustituyera entonces a miles de millones de publicaciones sí que es para pensarlo, ¿no?

Más apuntes: hay que tender siempre a usar objetos fabricados con materiales naturales y biodegradables (por ejemplo, pinzas de madera frente a pinzas de plástico). Con esto no quiero decir que el libro sea mejor, porque si se usa cloro y excesiva energía "sucia" para fabricar el papel mal vamos.

Ademas, el libro electrónico tiene algunas ventajas innegables como ya se han apuntado y que provocarán su despegue, aunque yo creo que una de ellas es que la gente mayor podrá aumentar la letra y poder leer libros y periódicos que ahora no están a su alcance.

Respecto al tema de la edad "oscura", hay bibliotecas especializadas en conservar documentos y publicaciones tanto en papel como en electrónico (seguro que la Biblioteca Nacional en España lo hace); y las editoriales o bibliotecas siempre se puede imprimir unos cuantos ejemplares en papel de buena calidad para la posteridad (no es un esfuerzo tan grande como para no ver sus beneficios a futuro).

#15 — Jose Liko

Ojalá el libro electrónico se hubiera inventado 20 años antes de la ultima mudanza que hice.

En serio, ambos formatos pueden convivir perfectamente.

Como bien dicen, el electrónico para lo efímero: novelillas, apuntes, manuales... y el papel para las cosas importantes.

Hace años que leo libros desde la PDA y es comodísimo. De entrada solo necesitas una mano (p.ej. leer en la cama) y puedes leer en la oscuridad. Eso también es ecológico ¿no?

#16 — Fede

- ¿Libros digitales = basura digital? Yo hace años que leo en mi teléfono-PDA (Treo), a tenor de unos 25-30 libros al año. No uso ningún aparato específico así que no genero nueva basura digital. Supongo que el tipo que esgrime este argumento usará el Tam-Tam para comunicarse y no generar basura digital con su teléfono movil.

- Y en cuanto a la energía: ¿la fabricación del papel, la imprenta y el transporte no consumen energía? Desconozco si más o menos, pero no pondría la mano en el fuego sobre la eficiencia energética de ese proceso.

¿Y que me decís del consumo masivo de agua que conlleva el proceso de fabricación de papél:

* Cartón: 35 m3/t de producto.

* Papel de periódico: 30 m3/t de producto.

* Papel tisú: 60 rn3/ t de producto.

* Papel de impresión y escritura: 200 m3/t de producto. (http://www.textoscientificos.com/papel/impacto-ambiental)

¿ y de los residuos tóxicos generados por la fabricación del papel???

Yo seguiré leyendo tan agusto en mi PDA.

#17 — wertygol

Perdón, pero al parecer todos lo que leen libros de papel aquí en realidad solo leen anotadores en blanco, pro que nadie hizo referencia a una de las partes más cáusticas y contaminantes del proceso de impresión, la tinta. Los solventes que se usan para imprimir son sumamente volátiles y contaminantes. Una fábrica de tinturas no es, digamos, el paradigma de la ecología.