Por @Wicho — 12 de Noviembre de 2010

Robert Scoble escribe hoy en Why Google can’t build Instagram de lo que le contó uno de los jefazos de Google acerca de los problemas de esta empresa -más bien la imposibilidad- para desarrollar un proyecto pequeño.

Uno de ellos es que, en opinión de este ejecutivo, los equipos son demasiado grandes por pequeños que quieran hacerlos, y que es consciente de que cada persona que añades a un equipo en realidad lo ralentiza, como ya contaba Fred Brooks en El mítico Hombre-Mes.

Larry Ellison, el fundador de Oracle, también debía tenerlo claro, ya que por lo visto, según se cuenta, tenía una forma infalible de hacer que los equipos de su empresa fueran eficientes: si un equipo no era productivo, cada par de semanas se acercaba a verlos y decía «dejadme ayudaros» para acto seguido eliminar a una persona más hasta que por fin el equipo empezaba a producir resultados y dejaba de tener reuniones inútiles.

Tonterías las justas.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear