Por Nacho Palou — 17 de Febrero de 2015

Los creadores de ÜberBlox lo describen como un sistema modular de automatización y construcción, y lo comparan con cualquier juego de construcción reconfigrable, como los Mecano o Lego; pero su finalidad no es la de hacer figuras o juguetes, sino construir herramientas funcionales, automatizadas, sofisticadas y precisas.

Para ello los módulos metálicos que forman el 'juego' se unen entre sí usando una única herramienta, a lo mueble de Ikea. Unidas, las piezas sirven como estructura para albergar partes intercambiables y formar diferentes mecanismos y máquinas más o menos complejas: desde un brazo robot a una impresora 3D o una máquina de mecanizado.

Los accesorios compatibles con el sistema incluyen desde tornos o sierras a cabezales para impresión 3D con distintos materiales; todos los componentes móviles, motores, controladores y partes electrónicas pueden reconfigurarse según la necesidad del momento y según la configuración o finalidad de la máquina: lo que hoy es un torno utilizado para modelar o tallar madera mañana puede ser un un bolígrafo robotizado capaz de dibujar con precisión. Y todo ello utilizando las mismas piezas, montando y desmontando sus componentes y accesorios y reprogramando su función.

Una máquina de este tipo es una herramienta poderosa en manos de cualquier constructor un poco hábil, que puede asi construir prototipos de máquinas y máquinas que construyen piezas y prototipos mientras todo ello es la misma cosa a la vez.

Vía 3D Print.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear