Por Nacho Palou — 21 de Abril de 2016

Duckietown es obra de un grupo de estudiantes del Computer Science and Artificial Intelligence Laboratory (CSAIL) del MIT, una ciudad a escala en la que circula una flota de coches autónomos que van de aquí para allá llevando patos de goma.

El desafío está en que los taxis robotizados los construyen los estudiantes utilizando únicamente una cámara. Programan los vehículos para el reconocimiento de imágenes y con algo inteligencia artificial para entrar a circular pero sin hacer uso ni de mapas ni de rutas programadas.

Vía TechCrunch.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear