Por Nacho Palou — 25 de Octubre de 2010

base-carga-powermat.jpg

La base de carga inalámbrica Powermat aprovecha la transferencia de energía por inducción para cargar dispositivos móviles de todo tipo, como pueden ser móviles.

Esto, en teoría, significa que basta con colocarlo sobre la base para que se cargue la batería, de la misma forma que si fuera un cepillo de dientes eléctrico.

Pero en la práctica no es tan idílico. Por una lado, aunque puede ser evidente, el dispositivo tiene que estar colocado –y adecuadamente– sobre la base, lo que impide su utilización durante la carga. En esto la base inalámbrica es superada por el cable, que permite sostenerlo en la mano y e incluso hablar mientras está enchufado.

Por otro lado el dispositivo que sea necesita un adaptador que transmita la energía inducida por la base hasta la batería.

base-carga-powermat-2.jpg

El modelo probado de Powermat era específico para el iPhone 3G. Para que funcione hay que colocar una funda específica al teléfono que viene incluida y que es donde se encuentra el receptor electromagnético que lo hace funcionar.

De modo que para usar la base es obligatorio utilizar esta funda protectora, aunque te espante este tipo de accesorio o ya dispongas de una. Porque colocar la funda sólo para cargarlo además de absurdo resulta mucho más engorroso que enchufar el cable o colocar el iPhone directamente sobre el dock de Apple.

Sí que al menos la funda que viene con la base inalámbrica es bastante digna en cuanto a ajuste y calidad y cumple su función protectora adicional. Pero también resulta algo aparatosa, duplica el grosor del teléfono y añade algo de peso extra.

El puerto miniUSB que hay en la base de la funda sirve también para cargar el móvil y además permite la sincronización, funcionando con cualquier cable compatible USB como si se tratase del puerto convencional del iPhone

De modo que si no te importa tener que utilizar la funda lo cierto es que es realmente cómodo simplemente dejar el móvil sobre la base para que se cargue. En caso contrario es mejor usar el dock o simplemente el cable original.

A destacar también la rapidez con las que la base Powermat carga la batería del iPhone, en este caso, respecto al cargador original, aunque no tanto en comparación con cargadores más potentes compatibles como el del iPad.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear