Por Nacho Palou — 2 de Noviembre de 2011

El accesorio Kinect para Xbox 360 de Microsoft es sin duda uno de los artilugios que –más allá de los videojuegos- más juego da en el desarrollo de interfaces y aplicaciones de realidad aumentada y e interfaces virtuales se refiere.

En esta ocasión la combinación del detector de movimientos y un pequeño proyector permite utilizar cualquier superficie a modo de espacio sobre la que dibujar y trabajar de forma virtual. El sistema "recuerda" qué elementos virtuales se dejó o qué se dibujó o trazó en cada lugar de un espacio concreto –como una habitación– y lo revela al dirigir el proyector sobre distintas zonas, combinando los elementos virtuales y los reales. § TechCrunch.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear