Por Nacho Palou — 24 de Octubre de 2011

airplay-mirroring-ipad2.jpg

Uno de los aspectos más interesantes del iPad 2 que mencioné cuando lo probé en su día, es la posibilidad de contectarlo a cualquier televisor o pantalla con conector HDMI.

De este modo se puede reproducir en el televisor todo aquello que se muestra en la pantalla del iPad, lo que se llama mirroring o duplicado de pantalla: fotos, presentaciones, páginas web, vídeos, juegos,...

La actualización de iOS 5 amplia esta posibilidad y ofrece la misma conexión al televisor, sin cables y sin necesidad del adaptador HDMI.

Eso sí, sólo funciona en el iPad 2 y en el iPhone 4S (no en modelos anteriores) y requiere disponer del Apple TV conectado a la misma red WiFi.

De modo que ahora existen dos opciones para conectar de forma inalámbrica al televisor: reproducción de elementos multimedia, como vídeos en el televisor (función AirPlay "de siempre") y duplicado total de la pantalla del iPad, para ver "en grande" cualquier contenido, navegar la web y –por supuesto– jugar a videojuegos.

Aquellos videojuegos con soporte AirPlay además aprovechan la ventaja de tener dos pantallas no duplicando el mismo contenido y adaptándose a la resolución del televisor externo. Es el caso por ejemplo del juego Real Racing 2 HD (foto inferior)

real-racing-airplay.jpg


La función de "air mirroring" se activa desde el menú multitarea (doble clic en el botón home del iPad 2 / iPhone 4S), seleccionando el Apple TV correspondiente y activando la opción "Duplicación".

airplay-mirroring.jpg

Para poder utilizar está función el Apple TV debe estar actualizado a la versión 4.4.x. Esta actualización puede no completarse con la función "Actualizar Firmware" del Apple TV. En ese caso habrá que conectarlo a iTunes mediante el cable USB y actualizar / restaurar el dispositivo.

Teniendo en cuenta el precio del adaptador HDMI (39 euros) al que hay que añadir el cable HDMI, que normalmente no tiene en la longitud una sus virtudes –el de Apple cuenta con 1,8 metros y cuesta 19 euros, aunque vale cualquiera–, sin duda el Apple TV (119 euros) es más versátil. Es tan pequeño y ligero (cabe en la palma de la mano y pesa 270 gramos) que se puede llevar en la bolsa y conectarlo a cualquier proyector o pantalla con entrada HDMI.

Colateralmente, el servicio de alquiler de películas en iTunes ha mejorado notablemente en los últimos meses. Sin cables todo es infinitamente mejor. Y más cómodo.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear