Por @Alvy — 26 de Octubre de 2011

Mide unos 80 centímetros de diámetro, pesa 350 gramos y puede acelerar de 0 a 60 kilómetros por hora en un breve instante. Emplea un avanzado juego de giroscopios para conseguir estabilidad, lleva una pequeña cámara de vídeo y es de bajo coste: se puede construir uno por unos mil euros, más o menos.

Ha sido desarrollado por el Ministerio de Defensa japonés; en realidad estaban intentando conseguir un avión de despegue vertical pero con los problemas de aterrizaje probaron a hacer algo esférico que pudiera rodar, y les salió esto.

En nombres tampoco se han gastado mucho; su nombre es simplemente máquina voladora esférica.

Desde luego como juguete si fuera más barato se vendería como rosquillas: el problema de los helicópteros y avioncitos es que suelen romperse a los cinco minutos causando una frustración tremenda; este en cambio parece bastante resistente.

(Vía Mashable.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear