Por @Alvy — 8 de Mayo de 2012

(La verdad es que tampoco lo fostian tanto: ningún robot sufrió daños para grabar este vídeo). Este robot del JSK Lab japonés es capaz de mantener el equilibro a pesar de recibir impactos inesperados como patadas de cierta potencia. La forma de evitar el desplome es analizar el impacto y simular en cuestión de microsegundos todas las respuestas posibles, eligiendo la que con mayor probabilidad garantice mantenerse en pie.

Con sus 53 kg. este robot es a la vez la confirmación –a la par que recordatorio– de que cuando estos bishos se rebelen contra nosotros necesitaremos armas.

(Vía No puedo creer que lo hayan fostiado a patadas….)

Compartir en Facebook  Tuitear