Por @Alvy — 10 de Abril de 2013

Este robot italiano tiene la particularidad de haber sido diseñado para mantenerse estable a toda costa. Lo llaman COMAN (The COmpliant huMANoid) «el robot que obecede». Tiene el tamaño de un niño mediano y además de poder andar y correr un poco cuenta con unos cuantos motores y sensores de torsión para garantizar que se mantenga en equilibrio.

(Vía IEEE Spectrum + DVice + CHW.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear