Por Nacho Palou — 24 de Mayo de 2016

En This 5-fingered robot hand learns to get a grip on its own,

Un equipo de la Universidad de Washington formado por ingenieros e informáticos trabaja en el desarrollo una mano robot que además de realizar movimientos con destreza también aprende de su propia experiencia sin necesidad de intervención humana (...) conforme la mano realiza diferentes tareas el sistema recopila datos generados por distintos sensores y cámaras y aplica algoritmos de aprendizaje automático.

El aprendizaje automático de la mano robot aplica un principio parecido al utilizado en el reconocimiento de imágenes por parte de máquinas que son capaces de «entender» qué hay en las fotografías; qué está sucediendo o qué sentimientos expresan las personas retratadas, por ejemplo. Consiste en enseñar a la máquina unos cuantos «ejemplos» de cómo coger una determinada cantidad de objetos.

A partir de ahí el sistema analiza el objeto que va a coger y compara «lo que ve» o «toca», su forma y posición, con toda su base de ejemplos para buscar un caso parecido que le de una pista de cómo coger ese objeto o uno parecido.

En este caso la dificultad está en controlar a la vez una mano completa, con cinco dedos, «ocurren muchas cosas caóticas y se producen un montón de choques cuando se toca un objeto con diferentes dedos, una dificultad a la que deben enfrentarse los algoritmos de control», explican los investigadores.

La mano robot se mueve utilizando un sistema neumático que le permite completar movimientos más rápidamente que una mano humana. Su coste de 300 000 dólares dificulta por ahora su aplicación prática pero sí que permite a los investigadores desarrollar tecnologías para su control y para la manipulación de objetos.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear