Por @Alvy — 22 de Febrero de 2015

No es en este caso haya unos científicos locos rusos intentando resucitar Wardenclyffe (que también) pero no se puede negar que estas imágenes tomadas por un dron en una zona normalmente inaccesible para el público tienen un toque tesliano increíble - aunque fuera simplemente por el diseño y aspecto exterior. Y eso que el lugar está en Istra, a unos 40 kilómetros de Moscú.

De hecho los ingenieros del Instituto de Ingeniería Eléctrica Rusa que lo construyeron lo llamaban Torre Tesla - aunque en realidad se trata de un gigantesco generador Marx (llamado así por el alemán inventor Erwin Marx; nada que ver con Karl Marx ni con el comunismo ruso de la época), diseñado para generar pulsos de alto voltaje.

Según cuentan en Disinformation, que es donde lo vi, el proyecto de esta Torre Tesla data de los años 70: trataba de explorar los efectos del aislamiento y los rayos atmosféricos en las aeronaves, así como también lo que podían suponer los pulsos electromagnéticos (EMP) y las explosiones nucleares y erupciones solares al alcanzar a vehículos y electrónica de todo tipo.

En el vídeo el dron sube hasta lo más alto de la instalación para realizar unas tomas realmente llamativas. Según dicen la estructura era capaz de crear «rayos artificiales» de 150 metros. Su potencia era tal que podía descargar tanta energía como toda la que se generaba en toda Rusia en un breve instsante: 100 microsegundos (0,0001 s).

La historia tiene mucho de interesante, y el vídeo es bonito, pero al provenir de RT -que no suele ser una fuente precisamente fiable- debería ser tomada con cautela. (De hecho incluso el vídeo podría ser un fake relativamente sofisticado, que combina imagen real + 3d... tiene algunos detalles...) Pero bueno, ahí quedan las imágenes, tan bellas como las hubiera diseñado el mismísimo Tesla.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear