Por Nacho Palou — 23 de Octubre de 2008

Tal vez es tan utópico -desde un punto de vista práctico- como entrañable

(YouTube, 2:11 minutos, sin audio)

The Walking House, además de ser una vivienda modular que puede combinarse con iguales para adecuar el espacio disponible a las necesidades del propietario, es capaz de desplazarse por sí misma de un lugar a otro y se pretende que sea autónoma en todos los sentidos:

La casa obtiene aprovecha la energía solar y eólica con placas solares y pequeños aerogeneradores. Dispone de una zona para almacernar agua de la lluvia y otro para calentar agua con el calor del sol; se puede añadir un pequeño invernadero en el que cultivar y un sistema de gestión de residuos. Además tiene una pequeña chimenea.

Eso sí, en lo que a desplazarse se refiere, sin prisas: en una hora se habrá movido apenas 60 metros.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear