Por Nacho Palou — 11 de Abril de 2016

Esta unidad de propulsión independiente ha sido desarrollada por Franky Zapata, del equipo Zapata Racing que se dieron a conocer hace unos años al utilizar las motos de agua para volar por los aires.

El Flyboard Air es esencialmente lo mismo que el Flyboard de las motos de agua, pero con el mérito de que vuela sin necesitar del sistema de propulsión a chorro de las motos de agua. Esto lo hace más independiente, más veloz y, por supuesto, mucho más genial.

Según Zapata, el Flyboard Air es capaz de alzarse a hasta 3 km de altura a una velocidad máxima de 150 km/h y con una autonomía de unos 10 minutos, cifras muy parecidas a las de la mochila propulsora JB-9 de Jetpack Aviation.

También Flyboard Air recuerda y es tecnológicamente parecido al ala propulsada con turbinas de Yves Rossy, “Jetman”, pero en cambio se monta y maneja de forma más parecida a un patinete, estilo el Duende Verde.

A pesar de sus especificaciones teóricas, en este primer vídeo la velocidad máxima que alcanza Zapata es de 55 km/h, probablemente no asciende más de 40 o 50 metros y el tiempo de vuelto se limita a algo menos de cuatro minutos — lo cual no quita espectacularidad a la hazaña.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear