Logo Lainformacion.com
< Adiós al Liberty Belle
Eclipse total de Luna para mañana >

LG Optimus Pad, un tablet Android manejable y que graba video en 3D


LG Optimus Pad: Android 3.0 y doble cámara para grabación de vídeo en 3D.


El tablet de LG con sistema Google Android 3.0 (Honeycomb) tiene un aspecto aceptablemente bueno -muy parecido a otros tablets, empezando por el iPad- y su construcción es correcta. Y cuenta con dos elementos diferenciadores, la grabación de vídeo en 3D y tamaño de pantalla de 8,9 pulgadas.

Con ese tamaño el de LG está a medio camino entre los tablets más pequeños de 7 pulgadas (Galaxy Tab 7, HTC Flyer, BlackBerry PlayBook) y los más comunes y de mayor tamaño de ~10 pulgadas (Samsung Galaxy Tab 10.1, Motorola Xoom y el iPad).

Menos adecuado resulta su precio, aunque se mantiene en línea con modelos de otras marcas. Este Optimus Pad está disponible desde 349€ con la tarifa de Vodafone Internet Contigo Express -32€ al mes durante 24 meses, fórmula por lo que para hacerse con él hay que desembolsar un total 1.117€ a lo largo de dos años.

O se puede adquirir sin permanencia en tiendas Vodafone -bloqueado para esta operadora- por 599€, conexión 3G -opcional- aparte. De momento lo tiene Vodafone en exclusiva y no se puede adquirir libre fuera de operadora, ni existen otros modelos.

Es más pequeño en superficie que un iPad (izquierda) pero es más pesado y con más del doble de grosor.

El LG Optimus Pad en la mano

Con el LG Optimus Pad la primera impresión es buena: tacto, tamaño y acabado son adecuados. No es un iPad, pero tampoco decepciona. Está en línea con otros dispositivos móviles de la marca.

Aparte de las pantalla de 8,9 pulgadas (1280x768 píxeles), otras características del LG Optimus Pad son su procesador de doble núcleo Nvidia Tegra 2, 32 GB de almacenamiento -sin posibilidad de ampliación- y Android 3.0 Honeycomb. Pesa 630 gramos y está construido en plástico en su totalidad, aunque al tacto resulta agradable y es suficientemente sólido.

Externamente su aspecto es muy similar al del teléfono con procesador de doble núcleo LG Optimus 2X, pero a mayor escala. E igual que aquel ganaría enteros si la parte que es imitación de metal fuera realmente de metal.

Al tratarse de un tablet Honeycomb el LG Optimus Pad no cuenta con botones de navegación físicos, sino que estos están en pantalla. Orbitando ésta, como es habitual, se encuentran la cámara frontal -además de la doble cámara posterior, una de ellas con flash para captura convencional-, los controles de volumen, altavoces, conexión de auriculares y micrófono.

En este sentido, como ya comenté en la reseña del Samsung Galaxy Tab, la ausencia de un botón físico específico para desbloquear y volver a la "home" es un error. En mi opinión. Como dije entonces es el botón al que recurrir cuando no se sabe dónde tocar, empezando por cómo comenzar a utilizarlo. Y además sirve como referencia de dónde está el "arriba" y el "abajo" -y por extensión el resto de elementos- dado que la pantalla rota en todas direcciones. Al menos con este de LG esto se sabe por el visible logotipo frontal.

Un tapa en la parte posterior da acceso a la ranura para la tarjeta SIM de datos 3G, de tamaño normal.


El Optimus Pad está planteado en vertical. Las salidas USB y HDMI así como la cámara frontal y la dual trasera están situadas para su utilización en horizontal. Una decisión acertada ya que el uso del vídeo sí se asocia con esta posición y así además es más cómodo cuando se sostiene con ambas manos, al ver películas, hacer videconferencia o jugar.

Conexión micro USB y HDMI. El puerto USB no sirve para cargar la batería del tablet.


El interruptor de encendido y desbloqueo está en el borde superior y como sucede en otros tablets Android que he probado (Samsung Galaxy Tab 7 y 10, HTC Flyer) su accionamiento no es especialmente cómodo tanto por su posición como, sobre todo, su reducido tamaño.

En total el LG Optimus Pad cuenta con tres conectores: HDMI para salida de vídeo (con función espejo o "mirroring": duplica en una pantalla externa lo que se ve en la pantalla del tablet), USB para conexión de datos al ordenador y la toma de corriente.

Sí, la toma de corriente.

El cargador es propietario, con lo que no conviene perderlo de vista o no habrá forma de cargar el tablet.


Porque aquí llegamos a una de las limitaciones más absurdas e hirientes de Android 3.0 -aparte de no tener soporte para tarjetas de memoria microSD, ni botones físicos y una interfaz que pide a gritos una revisión-: el puerto USB no sirve para alimentar ni cargar el tablet. Esto significa que no vale cualquier USB para cargarlo, ni las del ordenador ni cualquier otro. Tampoco el del coche.

Lo anterior es todo un atentado contra la lógica, la comodidad y la idea del cargador universal. Pero lo es sobre todo contra la movilidad: no puedes irte por ahí sólo con el tablet bajo el brazo.

Porque es muy común que siempre haya un cargador USB a mano, aunque sea en un ordenador o puedes tener uno en casa, otro en el coche y otro en la oficina.

Pero con los tablets Honeycomb al menos en esta primera generación te ves obligado a llevar su cargador específico -y solo viene uno- allí donde vayas. Con el de LG al menos con un poco de suerte podrás comprar un cargador de especificaciones y conector compatibles en tiendas de electrónica.

Grabación de vídeo en 3D

Aunque graba 3D la pantalla es convencional, con lo que la reproducción en 3D es por anaglifos, con gafas de filtros bicolor que, algo imperdonable, no vienen incluidas.


Sin duda, aparte del tamaño, la grabación de vídeo en 3D es la seña de identidad del LG Optimus 3D. Es un aspecto que no podía faltar en el tablet de la marca coreana.

LG ha trasladado el 3D a todos sus dispositivos relacionados con la imagen: televisores, pantallas, proyectores, reprductores Blu-Ray... y este mismo mes presentará su teléfono móvil Optimus 3D con pantalla que no necesita gafas para reproducir el efecto.

Pero aunque el Optimus Pad graba en 3D su pantalla es convencional, por lo que en el tablet la reproducción de vídeo en 3D se hace como anaglifos logrando el efecto a través de gafas bicolor de las "de toda la vida", con un filtro rojo y otro azul.

La doble cámara para grabación 3D. La de la derecha (en la foto) es la que funciona en modo normal y cuenta con flash.


Inexplicablemente estas gafas no vienen incluidas con el Optimus Pad. Su ausencia aborta la experiencia 3D salvo que se tengan unas a mano -y no es tan evidente encontrar unas decentes- o un televisor 3D.

Afortunadamente coincidió que Samsung nos había prestado un soberbio Smart TV Serie 7000 y pude probar esta característica. La otra opción era comprar papel celofán en una papelería o hacérselas uno mismo.


El vídeo 3D se puede reproducir en cualquier pantalla, proyector o televisor 3D.


También se echa de menos que este aspecto del vídeo no adquiera más relevancia en la forma de aplicaciones de edición y de contenidos para acceder y compartir este tipo de videos más allá de un canal de YouTube.

Eso sí, el resultado de la grabación es de cámara de móvil, con lo que aunque efectivamente se consigue el efecto 3D la calidad del vídeo -a pesar de ser HD 1080p- no es la mejor del mundo.

Para la visualización de vídeo en 3D el player tiene dos modos de reproducción: en pantalla convencional con gafas bicolor o en una pantalla o proyector 3D con gafas activas o pasivas. El vídeo 3D resultante es compatible con cualquier pantalla 3D.

Distinto formato (panorámico) y tamaño del iPad (8,9 pulgadas vs. 9,7 pulgadas), aunque el aspecto es muy similar.


Aparte de su particular tamaño -aunque Samsung tiene en la recámara, además de un versión mejorada del modelo de 10 pulgadas que ya se comercializa en EE UU, otro tablet con esta misma diagonal de 8,9 pulgadas- que lo hace muy manejable y de la grabación de vídeo en 3D, por lo demás el LG Optimus Pad es un tablet con Android 3.0 muy similar a los demás disponibles.

El rendimiento en el test SunSpider JavaScript Benchmark prácticamente calca a las cifras dadas por el Samsung Galaxy Tab 10.1 que a su vez son muy similares, aunque algo inferiores, a las que da un iPad 2 con iOS 4.3.

El LG Optimus Pad utiliza Android 3.0 Honeycomb, sin personalización ninguna. Funciona bien, pero necesita un hervor y corregir algunos problemas de interfaz y relacionados con el uso de cargadores USB y el soporte para tarjeta micro SD para ampliación de memoria, entre otros.


El funcionamiento del sistema operativo es bastante fluido y el tablet resulta en general muy rápido aunque, de nuevo, menos que el de Apple. La versión de Android 3.0 no tiene ningún tipo de personalización, se presenta tal cual lo ofrece Google, con sus virtudes y sus virtudes pendientes.