Por @Alvy — 30 de Enero de 2013

Atención a la técnica que es más difícil de lo que parece: tecnología digna de competir con los aizkolaris, auque sea en elegancia.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear