Por Nacho Palou — 3 de Noviembre de 2016

El robot que está desarrollando Aurora Flight Sciences forma parte del plan de Darpa para convertir en aviones autónomos los primitivos aviones convencionales, los que necesitan de un humano a bordo para volar, la mayoría de los que existen — los pilotos automáticos más o menos avanzados son comunes en aviones comerciales y de combate, pero no para los miles (y miles) de pequeños aeroplanos y helicópteros.

El programa Alias de Aurora (Aircrew Labor In-Cockpit Automation System) realizó con éxito su primer vuelo de pruea el pasado 17 de octubre. El sistema consta de uno o dos brazos robot de Universal Robot —como los robots industriales pero más pequeños— que directamente cogen los mandos del Cessna Caravan y realizan maniobras básicas como acelerar y decelerar o cambiar de dirección.

Cabinas cessna aurora robot

El objetivo final es introducir nuevos niveles de automatización en una amplia variedad de aeronaves civiles y militares mediante un conjunto de ordenador, visión artificial y brazos articulados capaces de actuar sobre los mandos y controles de un avión con el fin de asistir —de momento— a los pilotos,

La capacidad de reasignar tareas de la cabina permite a los humanos concentrar su atención en las tareas que mejor saben hacer, y automatizar las tareas que pueden incrementar la eficiencia de las operaciones en vuelo. La introducción de un sistema de este tipo mejorará el rendimiento de los pilotos reduciendo las tareas que recaen sobre ellos, a la vez que permitirá ahorrar en la preparación de los pilotos y reducir costes en tripulación.

Probablemente la idea de que una de las plazas de un avión con dos asientos —que además supone poco trabajo para el piloto— esté ocupada por un brazo robot resulta un poco extraña ahora mismo, pero el programa trasciende más allá de este momento. Igual que sucede con los coches autónomos, el grueso del asunto está en el proceso de aprendizaje y en el entrenamiento que reciben los robots para realizar estas tareas, y en el que reciben los humanos encargados de desarrollarlos y programarlos.

Lo siento Dave, me temo que no puedo hacer eso.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear