Por @Alvy — 20 de Marzo de 2019

Este invento de la gente de Nvidia se llama GauGAN y básicamente es una herramienta estilo Paint que utiliza aprendizaje profundo para generar imágenes fotorrealistas (o artísticas) a partir de una paleta de palabras, colores y bocetos. Dicho en palabras llanas: aunque dibujes como el culo podrás crear una obra más o menos interesante.

La idea es fácil de entender con sólo ver el vídeo: la herramienta ha sido entrenada con millones de imágenes y cuando se dibujan los bocetos los «rellena» con los objetos apropiados, reflejos y otros efectos incluidos. Es como los cuadernos de «colorear con números» pero a lo bestia. La idea no es totalmente nueva; hace tiempo la vimos en una versión más simple aplicable a fachadas de edificios. El resultado de GauGAN puede imitar las fotografías o algunos estilos de pintura impresionista y realista, con solo aplicar un filtro.

De momento GauGAN sirve para crear los elementos más típicos de las escenas: cielo, árboles, agua, hierba, arena, rocas y cosas así, pero también puede usarse para dibujar edificios, personas o coches, como la gente de Nvidia nos enseñó hace unos meses en la demo de una ciudad completa en 3D creada a partir de vídeos del MundoReal™.

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 9 de Marzo de 2019

Patoconejo / minimaxir

A Minimaxir de reddit se le ocurrió pasar la famosa y más que clásica ilusión óptica del patoconejo por el filtro de la API Cloud Vision de Google, un potente algoritmo de clasificación de imágenes se utiliza para todo tipo de reconocimiento automático de imágenes. La conclusión es que todo depende de cómo se mire porque en su experimento fue enviando la imagen girándola en ángulos respecto a su centro. [Siguiendo el enlace hay un vídeo demostrativo].

Lo curioso es que si la misma imagen está girada entre 0 y 5 grados la IA de Google la reconoce como un pato; si está entre 5 y 40-50 grados, como un conejo; entre 50 y 80 no lo tiene nada claro y luego vuelve a ser conejo, o pato, dependiendo del ángulo. Curiosamente el resultado final es que se reconoce más o menos las mismas veces tanto como pato como conejo… como ninguna de las dos cosas.

Según la wikipedia se trata estas ilusiones congnitivas tienen un comportamiento muy peculiar en nuestro cerebro:

Para dar sentido al mundo es necesario organizar las sensaciones entrantes en información que sea significativa. Los psicólogos de la Gestalt creen que una de las formas en que se hace esto es percibiendo los estímulos sensoriales individuales como un todo significativo. La organización Gestalt se puede utilizar para explicar muchas ilusiones, incluida la ilusión pato-conejo, en la que la imagen en su conjunto cambia de ser un pato a la vez que un conejo.

Por cierto que la ilusión del patoconejo apareció por primera vez en 1892 en una revista de humor alemana, Fliegende Blätter, aunque fue Joseph Jastrow (creador también de la ilusión de las dos piezas curvas que lleva su nombre) quien la popularizó.

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 7 de Marzo de 2019

La tecnología japonesa de Vaakeye es como la del Departamento de Pre‑rimen: detecta los posibles robos y acciones criminales antes de que se cometan los hurtos y robos tan habituales en ciertos comercios.

El vídeo está un tanto dramatizado, pero deja ver clara la idea: un sistema de reconocimiento facial y gestual que obtiene como factores un identificador de la persona, el número de vistas a la tienda, cuánto suele gastar, el tiempo que pasa, su edad, estatura y peso, las acciones concretas que está realizando y el grado de sospecha que recae sobre su persona en cada instante, en forma de aplastante porcentaje.

Las cremas cosméticas del Eroski estarán ahora más seguras y no hará falta llevarse a las clientas «al cuartito de seguridad» porque el sistema detecta con ese porcentaje de sospecha si la persona está «simplemente mirando» los productos de la estantería o si está vigilando a su alrededor para cometer un hurto. Entonces se pueden enviar vigilantes de seguridad para que ceje en su empeño o, si cae en la tentación y el lado del mal, estar esperanzo con las esposas listas a la salida.

Si esto suena un poco inquietante y digno del departamento de Precrimen que imaginó Philip K. Dick en Minority Report es porque un poco lo es. Pero ¡tranquilidad! Quien no vaya a cometer ningún crimen no tiene nada de lo que preocuparse, como se suele decir. El sistema además tiene su lado positivo: sirve a las tiendas como sistema analítico acerca de los clientes y como método de «pago sin tener que pasar por caja». Todo muy práctico.

(Vía Taxi.)

John Anderton - Pre-Crime

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear
Por @Alvy — 2 de Marzo de 2019

En DIYProjects muestran este robot de madera llamado ChessBot, un tanto tosco pero funcional, capaz de jugar al ajedrez con ayuda de un smartphone. Lo mejor obviamente es que utiliza un tablero y piezas de verdad, no es una mera inteligencia que utiliza una pantalla táctil ni nada parecido. Es que en eso el ajedrez sigue teniendo su encanto.

El robot funciona con una placa controladora Arduino Leonardo que se conecta a un smartphone Android y gracias a lo cual puede «ver» el tablero, analizar la posición y luego realizar los movimientos. El mecanismo manipulador consiste en cuatro servomotores Tower Pro SG-90.

Dicen que el algoritmo de juego no es muy avanzado, así el robot no es un gran jugador, pero nada que no se pueda arreglar con un poco de programación o incluso conectando con algunos de los servidores de ajedrez online que hay para obtener mejores análisis y movimientos. Su autor dice que aun así la construcción es complicada y que ha ido resolviendo los problemas sobre la marcha (no hay un tutorial detallado). Para mi lo más relevante en este caso es el diseño y la parte mecánica, que lo hacen entrañablemente mecánico.

(Vía Red Ferret.)

Relacionado:

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear