Por @Alvy — 21 de Noviembre de 2011

Este este pequeño vídeo se puede ver una explicación todo lo que se necesita para enseñar a un robot a jugar al Conecta 4, algo que un niño de cuatro años puede hacer casi sin problemas pero que para el robot es todo un reto: movimientos, detección del tablero, de las acciones del compañero de juegos, etcétera.

Según cuenta el fabricante, han conseguido programar al pequeño robot Nao para interactuar en este juego mediante reconocimiento facial, de voz y gestual (similar al del Kinect), además de todo lo demás que puede parecer obvio pero no lo es: visualización del tablero, recoger e insertar las fichas en las posiciones correctas, detectar errores y demás.

Según dicen su énfasis está precisamente en conseguir que la interacción entre humanos y ordenadores sea algo fluido, algo que queda perfectamente explicado tras ver la secuencia. Aunque todos sabemos que en el MundoReal™ las cosas siempre son un poco menos idílicas, ahí queda el intento y el concepto. Tal vez la prueba de Turing para la humanidad de los robots sea simplemente que un niño los considere de corazón sus amigos.

(Vía I Heart Robotics.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear