Por Nacho Palou — 16 de Enero de 2012

El SpareOne no puede competir con casi ningún otro teléfono coetáneo en nada -el pobre ni siquiera tiene pantalla- excepto en la duración de la batería: apagado mantiene su carga hasta 15 años, siempre y cuando se utilice un pila de tipo AA que garantiza eso, caso de la Energizer Ultimate Lithium L91.

Otra cosa es en uso, que entonces su autonomía se reduce a las 10 horas. Que tampoco está mal teniendo en cuenta que basta poner una pila AA nueva para continuar la charla.

La idea detrás del SpareOne es principalmente disponer de un teléfono móvil para casos de emergencia. De hecho únicamente necesitarías la pila porque para realizar llamadas de emergencia no es necesario disponer siquiera de una tarjeta SIM.

O se puede utilizar en caso de quedarse sin batería en el móvil y no tener a mano el cargador: bastaría con cambiar la tarjeta SIM al SpareOne para que funcione. Eso sí, siempre y cuando seas capaz de recordar algún número de teléfono. § The Gadgeteer.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear