Por @Alvy — 18 de Julio de 2013

Los 160 robots de la cadena de montaje de los deportivos Model S de Tesla en un bello «ballet de acción»: una pieza cada 6 segudos, hasta completar los ~1.700 kg que pesa uno de estos automóviles eléctricos, en un precioso videodocumental de Wired.

Pegamento, soldaduras, encajes… todo listo hasta dejarlos preparados para pasar a zona de pintura de donde salen casi terminados para que otro grupo de operarios y robots más delicados les den los últimos toques.

En total unas 3.000 personas trabajan en estas fábricas.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear