Por @Wicho — 16 de Noviembre de 2015

La fibra de carbono es un componente cada vez más importante en la industria aeronáutica, con lo que continuamente se están buscando métodos que permitan acelerar el proceso de fabricación de las piezas que la usan.

Así, desde los tiempos en los que se apilaban manualmente las capas de fibra, la evolución ha sido primero hacia disponer de ayudas para colocar las telas en ángulo y posición mediante guías láser, luego hacia máquinas capaces de fabricar piezas planas como largueros o costillas, y ahora ya hay máquinas como esta, capaces de fabricar piezas con volumen sobre un molde.

Torresfiberlayup usa tiras de fibra que va calentando sobre la marcha para que se adhieran a las ya depositadas, y su cabezal es orientable para colocar cada capa de fibra en la orientación programada, lo que evita que las tensiones a las que se vea sometida la pieza durante su posterior uso se apliquen todas en el mismo sentido a la fibra.

Torresfiberlayup en funcionamiento

Torresfiberlayup en funcionamiento

Por lo que me cuentan mis amigos del ramo, esta máquina es tan buena como la venden y en España somos pioneros en su uso y aplicación; y de hecho se está usando en la fabricación de aviones como el Airbus A350, el Boeing 787 y el Irkut MS21.

Para quien tenga curiosidad, en Fabrication methods hay una introducción a los distintos métodos que se usan para la fabricación de piezas en materiales compuestos.

(Vía El Mundo con aportaciones adicionales de @JoseM_SGP).

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear