Por @Alvy — 30 de Julio de 2015

1280Px-Atlantic Cable Map

Vía The Atlantic llegué a una imagen de hace casi 150 años, el mapa del primer cable transatlántico submarino ($) que en 1858 unió Europa con América del Norte, más concretamente la isla de Valentia en Irlanda con la ciudad de Heart’s Content en la bahía de Trinidad de Terranova (Canadá). Se eligieron estos dos puntos por estar entre los geográficamente más cercanos – los cables del telégrafo ofrecían mucha resistencia a las señales eléctricas y cuanto más cortos, mejor (esto también sucede en menor medida en los modernos; por eso desde hace tiempo se utiliza preferiblemente fibra óptica que ofrece mejor rendimiento y está casi libre de esa limitación).

La idea del cable transatlántico llevaba fraguándose unos 20 años allá a mediados del siglo XIX; finalmente se completó con un despliegue sin precedentes en tan solo cuatro años. La hercúlea tarea sufrió todo tipo de contratiempos, hasta que finalmente se conectaron ambos extremos. Pero cuando se puso en marcha tan solo funcionó durante tres semanas; literalmente «lo frieron»:

(…) La calidad de señal del cable comenzó a disminuir rápidamente, ralentizando las transmisiones hasta el punto de volverlas impracticables. Finalmente quedó destruido al mes siguiente, cuando se intentó aplicar demasiado voltaje para hacer que funcionara más rápido. (Se ha especulado con que de todas formas hubiera fallado prematuramente dados los materiales de la época) – Wikipedia

El caso es que el fallo en aquel primer cable desmoralizó a la gente de la época –por no hablar de los inversores– y hubo que esperar hasta 1865, siete años después, para volver a interntarlo. Se tendieron nuevos cables y se hizo además con hasta siete de ellos para evitar que el fallo de uno solo dejara los continentes sin comunicaciones. Un par de ellos resistieron bien el paso del tiempo y a partir de ahí se siguieron construyendo, desplegando –y reparando, otra tarea digna de titanes– hasta nuestros días.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear