Por Nacho Palou — 24 de Agosto de 2011

El gran número de sensores y sismógrafos desplegados como parte del proyecto Earthscope revelan el movimiento de las ondas producidas por el terremoto de 5,9 que se localizó ayer a 1000 metros de profundidad bajo el estado de Virginia.

En la animación se puede ver el recorrido de las ondas conforme activan sucesivamente los distintos sensores debido a la propagación de un movimiento que ondula la superficie terrestre: el sensor indica rojo cuando registra un movimiento vertical ascendente y en azul cuando el movimiento es descendente.

(Vía Discover Magazine, Bad Astronomy.)

Compartir en Facebook  Tuitear