Por Nacho Palou — 28 de Marzo de 2016

Olo es una impresora 3D portátil, de pequeñas dimensiones y peso (780 gramos) que utiliza el teléfono móvil como parte esencial para funcionar e imprimir objetos. Así que más que una impresora 3D Olo es un accesorio que convierte el móvil en una impresora 3D.

El truco de la impresora 3D Olo está en el uso de resinas que se activan con luz blanca, diurna. Normalmente las resinas líquidas para impresión 3D se activan con luz láser y ultravioleta. En cambio las novedosas resinas de luz diurna se pueden activar usando la luz de una pantalla LCD u OLED. Como las pantallas que utilizan los móviles y las tabletas, precisamente.

Olo-3D-Printer-Movil-0

Así que el accesorio Olo es algo parecido a un recipiente —a una tartera— que se coloca sobre el teléfono móvil; el recipiente se rellena con resina de luz diurna que se irá activando y endureciendo por capas según la iluminación de la pantalla del móvil, pantalla en la cual van apareciendo sucesivamente todas y cada una de las capas que forman el objeto; un mecanismo en la impresora Olo va desplazando verticalmente la figura impresa conforme se va endureciendo. Al ascender el objeto la luz de la pantalla activa el liquido para formar la siguiente capa.

En principio Olo es compatible con cualquier teléfono móvil (Android, iOS y Windows) que tenga un máximo de 5,8 pulgadas de pantalla: la superficie de impresión estará determinada por la superficie de la pantalla del móvil y hasta unos cinco centímetros de alto. También pueden usarse pantallas mayores, caso de un tablet o portátil, pero la superficie máxima seguirán siendo esas 5,8 pulgadas.

Olo-3D-Printer-Movil-1

Como máximo, el volumen de impresión de la impresora 3D de Olo es de unos 400 cm³ — por lo que permite imprimir objetos de pequeño tamaño. Eso sí, la impresora se puede utilizar en cualquier momento y lugar, usando el teléfono móvil. Funciona con cuatro pilas convencionales (AA) y no quema ni hace ruido.

La resolución de la impresora 3D Olo es de hasta 32 micras y la velocidad es de aproximadamente 1,3 cm por hora. La velocidad es mayor cuando se reduce la resolución. Los objetos se pueden diseñar con cualquier programa de modelado 3D, como Thinkercad de Autodesk; la impresión se gestiona y efectúa directamente desde el móvil. Eso sí, el móvil queda fuera de servicio mientras está cumpliendo su papel de impresora 3D.

Olo es ahora mismo un proyecto en Kickstarter donde ha recaudado más de un millón de dólares de los 80 000 dólares que tenía como objetivo.

Relacionado,

Compartir en Facebook  Tuitear