Por @Alvy — 23 de Enero de 2012

Un ejemplo de cómo se puede hacer que los libros electrónicos parezcan más libros de verdad, procedente del KAIST Institute of Information Technology Convergence de Corea. El prototipo está implementado en un iPad a modo de ejemplo e incluye un montón de gestos que realizan acciones similares a las que hacemos con los libros de papel.

(Vía Applesfera.)

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear