Por Nacho Palou — 5 de Octubre de 2015

Foto: Jeremy Mashburn/Microsoft.
Bodhi Priyantha, Ranveer Chandra y Anirudh Badam son algunos de los investigadores de Microsoft empeñados en alargar la duración de las baterías de los gadgets de forma ingeniosa.

Interesante aproximación al problema de la duración de las baterías en ordenadores, tablets, móviles y otros gadgets que describe Microsoft en A laptop battery system that knows your habits and lasts a lot longer,

El sistema se gestiona mediante software y combina en un mismo dispositivo diferentes tipos de baterías, cada una de ellas optimizada para ser eficiente en las diferentes circunstancias que pueden darse en un mismo ordenador. El sistema de gestión de las baterías funciona directamente con el sistema operativo que determina cuáles son las necesidades de energía en cada momento dependiendo de la tarea que está realizando el usuario; por ejemplo, distingue si el usuario únicamente está consultando un documento Word o si está editando un vídeo — y en función de esa tarea el sistema obtiene la energía de la batería que resulta más eficiente para el caso.

De este modo un mismo ordenador contendría varios tipos de baterías en su interior. Por ejemplo una de carga rápida y otra batería más densa o de mayor capacidad —y carga más lenta. La clave es que sea el software el que «aprenda» cuáles son las costumbres y usos del ordenador que hace el usuario y por tanto sus necesidades de batería.

Por ejemplo, el sistema reconocería que el usuario suele enchufar su tableta a determinada hora y que a continuación se mantiene varias horas sin volver a enchufarse, tiempo durante el cual normalmente el ordenador se utiliza para redactar correos o documentos de Word. En otro momento del día sin embargo —por ejemplo durante el trayecto de vuelta a casa— el uso principal pasa a ser el de navegar por Internet o ver vídeos. Conociendo esos hábitos el ordenador puede optimizar, durante el tiempo que está enchufado, la carga de distintas baterías, para asegurar que el usuario puede realizar sus tareas habituales sin tener que preocuparse por la carga.

La idea de combinar distintos tipos de baterías o de fuentes de energía evidentemente no es nueva como tal — pero sí es ingenioso trasladar el concepto a un dispositivo portátiles como ordenadores y tabletas.

Y aunque está por ver cómo resulta esta idea en la práctica, la idea de que sea un software algo más inteligente el que gestione el consumo y que un mismo ordenador combine distintos tipos de baterías —o baterías y células de combustible, por ejemplo— suena bien.

Como lo es también el planteamiento de «obtener lo mejor de cada tipo de batería que ya existen en lugar de sentarnos a esperar a que inventen la batería ideal.»

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear