Por @Wicho — 1 de Septiembre de 2003
Es un hecho que hoy en día vivimos rodeados de radiaciones electromagnéticas de muy distinta procedencia como las emisiones de radio y televisión, telefonía móvil, radares de barcos y aviones, ordenadores y tendidos eléctricos, por citar algunas, lo que ha llevado a un emprendedor fabricante de relojes a lanzar al mercado un reloj que por lo visto protege al que lo lleva de estas radiaciones:
Philip Stein Teslar
The world's only watch that protects against electromagnetic fields
Según reza la web del fabricante el reloj «emite una señal especializada que rodea al cuerpo de una burbuja o colchón, de tal forma que las frecuencias dañinas no pueden entrar.»

Dejando aparte el hecho de que no está demostrado que este tipo de radiaciones realmente tengan efectos perjudiciales, estoy dispuesto a apostar algo a que este reloj es tan eficaz cómo los gorros de papel de aluminio que se ponían los protagonistas de Señales.

Además, aún concediéndole el beneficio de la duda y suponiendo que su supuesto campo protector realmente fuera eficaz, ¿qué autonomía podría tener un dispositivo que tiene que mantener un campo protector de un par de metros de diámetro utilizando una pila de botón como fuente de energía? ¿Medio minuto? ;-)

Y para rematarlo, el relojito de marras es caro (entre 600 y 2.000 dólares según el modelo) y feo.
Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear