Por Nacho Palou — 21 de Diciembre de 2012

El trípode Soloshot consta de dos partes: una base motorizada sobre la que se coloca la cámara (de fotos, de vídeo o el móvil) y un pequeño cebo electrónico que debe llevar el sujeto a filmar (surfista, motorista, skater..., un perro o un vehículo...).

El cebo electrónico emite una señal de radio que la base utiliza para dirigir la cámara hacía él, pudiendo así grabar o fotografiar al objetivo mientras éste se mueve y se desplaza a lo largo de la escena.

Vía Gizmag.

Compartir en Facebook  Tuitear