Por @Alvy — 5 de Noviembre de 2014

No es perfecto pero tiene muy buena pinta: y aunque comienza con un FAIL en toda regla ya en la primera frase no se puede negar que el invento tiene muchas posibilidades. Pero… ¡Hey! ¡Yo ya he vivido esto antes! Efectivamente: hace un par de años veíamos más o menos el mismo «avance» en traducciones automáticas, del mismo laboratorio de Microsoft. ¿Casualidad? ¿Déjà vu?

Merece la pena ver el vídeo y soñar con un futuro mejor en el que el lag (retardo) es mucho más bajo y la traducción más acertada.

Y aunque no tengas ni idea de alemán o inglés puedes ver el vídeo y disfrutarlo: los éxitos o fracasos de la traducción de cada frase se miden fácilmente por los aplausos o las carcajadas de los asistentes.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear