Por Nacho Palou — 26 de Abril de 2011

Algunos de los motivos se pueden leer en The Problem With Androids, vía Daring Fireball.

Cada vez que aparece un tablet nuevo con Android surgen entre otras las siguientes dudas:
  • ¿Es mejor que el iPad?
  • ¿Es mejor que los últimos n cutretablets con Android?
  • ¿Es realmente mejor que los últimos n cutretablets con Android?
  • ¿En qué es diferente de los otros tablets con Android?
  • ¿Saldrá el mes que viene un tablet con Android que sea mejor?
  • ¿No sería mejor ir sobre seguro y comprar un iPad?

...Y no hay garantías de que las respuestas a estas preguntas estén ni siquiera cerca de estar claras.

Sangrante sería el caso del Motorola Xoom, uno de los tablets Android más esperados y atractivos, al menos sobre el papel: casi desde el día en que salió a la venta se está vendiendo en mucha menos cantidad de lo esperado.


Las ventas del Motorola Xoom se calculan entre las 25.000 y las 120.000 unidades. Y que los almacenes acumulan entre 500.000 y 800.000 unidades.

Los analistas creen que las ventas del Xoom son tan malas que podrían ser tan pocas como 25.000 unidades, 120.000 en el mejor de los casos. Y lleva casi dos meses a la venta, por lo que quedaría muy lejos de las previsiones que rondaban los cientos de miles de unidades (varios millones a lo largo de 2011) y en otra liga respecto al millón de iPad vendidos durante el primer fin de semana que el de Apple estuvo a la venta.

Comparativamente a BlackBerry le irían mejor las cosas vendiendo, se calcula, 50.000 unidades de su tablet PlayBook solo el primer día de puesta a la venta el pasado 19 de abril. Lo que no está mal considerando que las críticas son más bien malas.

Y entre pitos y flautas el entusiasmo de los desarrolladores por Android se ha enfriado un poco debido precisamente a la “fragmentación y dudas acerca de esta primera oleada de tablets basados en este sistema operativo” cuyos precios demasiado altos “no se justifican ni por los acabados ni por las prestaciones” que ofrecen.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear