Por Nacho Palou — 21 de Marzo de 2017

Superscreen 4

Superscreen es una pantalla de 10,1 pulgadas que a simple vista parece una tableta. Pero en realidad se trata de una pantalla externa para teléfonos móviles (Android o iPhone) que se conecta con el móvil de forma inalámbrica a través de una “conexión directa y cifrada”. Permite manejar de forma remota el móvil y acceder a los contenidos almacenados en el teléfono y utilizar todas sus aplicaciones.

Esto elimina la necesidad de tener dos dispositivos sincronizados (un móvil y un tableta) a la vez que permite sacar provecho de la capacidad y potencia del teléfono móvil con un formato de pantalla extragrande en comparación.

La pantalla se centra técnicamente en su capacidad para comunicarse con el móvil, por lo que el rendimiento y las prestaciones dependen del teléfono móvil. La pantalla se alimenta con su propia batería que proporciona unas 12 horas de autonomía, mientras que el resto de las tareas corren por cuenta de la batería del móvil. Como las aplicaciones en realidad se ejecutan en el móvil al abrirlas en Superscreen son la mismas pero en grande. Es decir, que no se pueden utilizar las versiones de apps optimizadas para tableta ni las aplicaciones que sólo están disponible para iPad en caso de usar un iPhone.

La mayor ventaja de Superscreen con respecto a un tablet convencional es que cuesta 99 dólares ahora que está todavía en Kickstarter, en lugar de los 500 o 600 dólares que cuesta una tableta decente con ese tamaño de pantalla.

Relacionado,

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear


Economía Digital Netflix sabe más de ti de lo que crees Netflix sabe más de ti de lo que crees Telefónica aplica curas paliativas al juguete roto de Pau Garcia Milà La app que evita el despilfarro de alimentos Facebook producirá series para competir con Netflix y Amazon El turismo sí puede ser sostenible