Por @Wicho — 28 de Diciembre de 2017

BQ Aquaris X5 Plus

BQ Aquaris X5 Plus

Sistema Android 7.1.1 Nougat
Pantalla 5" FHD Quantum Color +
Resolución 1080×1920
Peso 145 g
CPU Qualcomm Snapdragon 652 Octa Core hasta 1,8 GHz (PoP)
GPU Qualcomm Adreno 510 hasta 600 MHz
Cámaras 16 / 8 Mpx
Memoria RAM 2 / 3 GB
Almacenamiento 16 / 32 GB - hasta 256 GB en microSD
Wi-Fi 802.11 b/g/n/ac
Batería 3.200 mAh
Precio (PVP) Desde 220 €

Otras características: Sensor de huella dactilar. Doble Micro-SIM 4G. Conector Micro-USB B. Conectividad 4G+ LTE. Acelerómetro. Sensor de brillo. Sensor de proximidad. Brújula. compatible son sistemas de posicionamiento GPS / Glonass / Galileo. Sensor brillo y proximidad. Led de notificaciones. Bluetooth 4.0. NFC. Radio FM. Conexión auriculares 3,5 mm. Incluye cable USB.

He estado probando el BQ Aquaris X5 Plus, un teléfono que si bien es de 2016 aún es una compra más que interesante para quien necesite un terminal con buenas prestaciones sin tener que gastare un pastizal.

O al menos me lo parece para el uso habitual que yo le doy a los móviles, que se centra en mensajería instantánea con Whatsapp y Telegram, Twitter, navegar por Internet, tomar alguna foto y vídeo de vez en cuando, Google Maps, gestionar mi agenda, acceder a mi cuenta de Evernote, de vez en cuando operar con el banco, y muy raramente hablar por teléfono.

Hardware

El X5 Plus pesa 145 gramos y mide 70×145×7,7 milímetros. Los botones Android quedan fuera de la pantalla, lo que quiere decir que una vez descontado este espacio y el que ocupan el altavoz, la cámara y el led de notificaciones su pantalla multitáctil de 5 puntos de 5 pulgadas a 1.080×1.920 tiene una resolución de 440 puntos por pulgada y se ve muy bien, que por otra parte es lo mínimo que se le puede pedir.

Con ese tamaño, incluso en unas manos grandes como las mías, el X5 Plus resulta un tanto complicado de manejar con una sola mano, pero tampoco es incómodo.

El sensor de huella dactilar está en la parte de atrás del teléfono, a cuatro centímetros de la parte superior, y en el centro, y de nuevo dependiendo del tamaño de tus manos y de la longitud de tus dedos tendrás que hacer más o menos malabarismos para tocarlo… aunque a veces me ha sucedido que he desbloqueado el teléfono sin querer al sacarlo del bolsillo. Aparte del sensor se puede desbloquear el teléfono mediante un patrón o un código, como es habitual en Android.

Tiene un conector estéreo para cascos de 3,5 milímetros en su parte superior que soporta el estándar CTIA, lo que quiere decir que acepta cascos con micrófono y mando a distancia, mientras que en su parte inferior un conector micro USB que se usa para cargarlo, conectarlo al ordenador, o a otros dispositivos que soporten el estándar On-The-Go.

Incorpora también ranuras para dos tarjetas SIM –que pueden ser de distintas operadoras– con conectividad 4G+ LTE, 3G HSPA+, 2G GSM, además de Wi-Fi 802.11 b/g/n/ac, Bluetooth 4.0, y es compatible con los sistemas de posicionamiento GPS, Glonass y Galileo. De hecho el X5 Plus fue el primer móvil en el mercado compatible con el sistema Galileo.

La cámara principal tiene un sensor Sony IMX298 de 16 megapixeles y un objetivo con seis lentes Largan; la frontal tiene un sensor Sony IMX219 de 8 megas con un objetivo de tres lentes. Los objetivos de las dos tienen una apertura de ƒ/2.0.

La principal, con estabilización de vídeo, soporta grabación de vídeo en vídeo 4K a 30fps, y tiene un modo de cámara lenta a 120 fps aunque «sólo» a 720p; también ofrece la opción fast motion, que graba las escenas aceleradas, y de crear time lapse. Incorpora también in flash dual de dos tonos diseñado para dar colores más reales a las fotos. La cámara trasera captura vídeo 1080p a 60fps.

Todo esto usando la aplicación Cámara BQ, que además permite el control manual de los parámetros como tiempo de exposición, balance de blancos, enfoque, ISO y compensación de la exposición.

Todo esto lo mueven un procesador Snapdragon 652 y un procesador gráfico Qualcomm Adreno 510 que hacen que el Aquaris X5 vaya más que sobrado para el uso que le doy. Igual para los muy jugones la experiencia es otra, pero es que raramente juego a nada en el móvil que no sea Bejewelled o Mahjong.

Software

Hace tiempo que pienso que la plataforma que escojas para tu móvil, ya sea Android o iOS, es cada vez menos relevante, ya que a menos que tengas que usar una aplicación muy muy muy específica que sólo esté disponible en uno de los dos sistemas operativos todo está disponible para las dos plataformas.

Y en este sentido no he echado de menos ninguna de las aplicaciones que uso habitualmente en mi iPhone salvo myTracks, una aplicación que uso para grabar la ruta de los vuelos que cojo y que reconozco que no es precisamente de interés general.

Y como usuario de iPhone y Mac OS no he tenido ningún problema a la hora de sincronizar mi agenda, mis contactos y mis tareas entre mi Mac, mi iPhone y el X5 Plus gracias a a SmoothSync for Cloud Contacts (3,59€) y SmoothSync for Cloud Calendar (2,55 €) de Marten Gajda.

Así que no tengo ninguna duda en recomendar en Aquaris X5 Plus para cualquiera que esté buscando un terminal para trabajar sin dejarse muchos euros en él, pues está disponible desde los 220 euros para unidades reacondicionadas de 16 GB de memoria interna y 2 GB de RAM.

Además, este teléfono salió al mercado con Android 6.0.1 (Marshmallow), pero fue de los primeros en recibir la actualización a Android 7 (Nougat) y BQ ha prometido ofrecer la actualización a Android 8 (Oreo) en los próximos meses, lo que en principio garantiza que será un terminal que se mantendrá actualizado durante un tiempo razonable.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear