Por @Alvy — 11 de Junio de 2008

Thermomix TM 31: el robot de cocina definitivo

4 estrellas: excelente producto pero un poco caro Thermomix M31 de Vorwerk. 940 € IVA incluido.

Desde hace unas semanas lo más tecnológicamente avanzado de mi cocina es el «nuevo« modelo del robot Thermomix llamado TM31. No sé realmente cuándo lanzaron esta versión, pero me pareció todo un avance sobre la 21 (Thermomix TM-21 a.k.a. «un nuevo amanecer») a la que me había acostumbrado durante estos años, un artilugio de lo más interesante cuando le encuentras el truco y te acostumbras a cocinar con ella.

En cierto modo, la Thermomix es un chisme adecuado no solo para las tradicionales madres y de amas de casa sino también para los chiflados de mente cuadriculada: su funcionamiento se basa en un recetas con cantidades de ingredientes perfectamente calculadas y algoritmos precisos para programar en cuanto a tiempos, temperaturas y modos de preparación. Diversos accesorios permiten cocinar prácticamente de todo (un amigo me habló hace años del aparato-robot como si fuera un «chisme mágico» que permitía cocinar literalmente cualquier cosa y bien cierto que es.)

En muchos sitios se puede entrar información sobre todas las comiditas que se pueden preparar con la Thermomix y los accesorios (cestillos, bandeja varoma «cocinar-al-vapor», etcétera) recetas y funcionamiento general; quien más quien menos ya la conoce. Así que la siguiente lista es simplemente la de las diferencias más reseñables respecto al modelo «tradicional» digamos, que llamaron mi atención:

  • El vaso y demás componentes ahora se pueden lavar directamente en el lavavajillas – todo un avance porque antes limpiarla era un auténtico sufrimiento
  • El vaso es más bajo y ancho – así que también es más fácil para limpiar a mano
  • Modo turbo, modo inverso – para triturar alimentos o amasar al revés y que las cuchillas no estropeen la comida, necesario en ciertas recetas
  • Lucecitas indicadoras de temperatura – para hacerse una idea de cómo va la cocción (lo cual da un poco igual porque la idea es «seguir la receta», pero hace más bonito y divertido)
  • Los controles son digitales – los anteriores no estaban mal, pero estos son más de nave espacial, lo cual siempre es un plus
  • Nuevos libros – con mejor diseño y más fáciles de leer (las recetas paercen las mismas), además de con separadores de plástico para que no se manchen
  • La báscula digital integrada (¡gran invento!) también «resta» – lo cual es útil si te pasas de cantidades. (Mmm… aunque esto tal vez lo hacía ya el modelo 21, no recuerdo)

En general esta Thermomix TM 31 renovada es bastante superior al modelo anterior, especialmente por la comodidad de limpieza. Me pareció más ruidosa que la antigua, pero sólo cuando la pones a velocidad 9, 10 o con el turbo a toda pastilla: diríase que fuera a despegar como si fuera una nave espacial o algo asíl.

Aparte del ruido, el precio es su único otro inconveniente, pero teniendo en cuenta que es un cacharro de esos de fabricación alemana que duran «para toda la vida» se puede considerar más bien una inversión, a la que los más «cocinillas» pueden sacarle un buen partido.

Compartir en Flipboard  Compartir en Facebook  Tuitear